E-Commerce & Tiendas de Salud

VENDE LAS 24 HORAS DEL DÍA LOS 365 DÍAS DEL AÑO

Elimina fronteras y rompe las barreras de los horarios de atención con un e-commerce que te permita llegar a tus clientes potenciales y alcanzar las máximas posibilidades en el mundo digital.

TIENDA DE SALUD: TUS TRATAMIENTOS EN CUALQUIER SITIO

Aumenta tu ventaja competitiva con un canal Online donde se presente de forma detallada la información relativa de tus procedimientos médicos-quirúrgicos y exalta los beneficios de tus servicios asistenciales.

El comercio electrónico adquiere cada vez más protagonismo en nuestra sociedad. Las ventajas del comercio electrónico son evidentes, tanto de cara a los clientes y pacientes potenciales como de los profesionales y centros asistenciales. En Sanus Comunicación lo sabemos y por eso ofrecemos a nuestros clientes plataformas para acercar sus productos y servicios médicos las 24 horas del día – 7 días a la semana, con mayor comodidad y ampliación detallada de la información. Con estas plataformas los clientes y pacientes potenciales pueden acceder a la información necesaria para resolver sus inquietudes, contrastar opiniones y hacer la selección más adecuada a su necesidad. 

Servicios siempre disponibles

Acercamos a los clientes y pacientes potenciales las especificaciones de los productos y tratamientos sanitarios los 7 días a la semana, 24 horas al día a un coste bajo.

Mercado de nicho

Apoyamos a nuestros clientes en la atención por medios digitales de manera eficiente y a bajo coste de pacientes con características muy especiales (mercados de nicho).

Atención al paciente

Atención al paciente con una nueva y mejor experiencia de servicios médicos desde el momento cero, basada en inmediatez, conocimiento, eficiencia y confianza.

Bajos costes de comunicación

Logramos que nuestros clientes bajen de manera significativa sus costes, utilizando Internet como canal de comunicación.

Las Tiendas de Salud accesibles desde las web de las clínicas y profesionales de la salud ayudan a generar oportunidades de venta, o disfrute de servicios relacionados con tratamientos, procedimientos y cirugías médicas. Este tipo de recursos ayuda a separar a los visitantes casuales de los que tienen interés real en los servicios de salud.

Para generar oportunidades de contratación de servicios relacionados con tratamientos, procedimientos y cirugías médicas, se incluye:

  • Redacción basada en estrategia SEO.
  • Llamados a la acción con enfoque en beneficios para el paciente.
  • Página de destino con formularios para obtener datos de los pacientes.

La confianza es fundamental para adquirir productos y pagar en línea, ya que supone el intercambio de información financiera por parte de los clientes y pacientes. Para generar confianza los e-commerce de salud deben:

  1. Mantener un diseño actualizado donde se evidencia el trabajo explícito de un grupo de profesionales.
  2. Tener una programación multipantalla, accesible desde cualquier ordenador.
  3. Contar con contenido de calidad, ampliamente descriptivo donde los pacientes puedan despejar por completo todas sus dudas.
  4. Estar conectado a diversos formatos digitales: Redes Sociales, páginas asociadas de marcas, etc,
  5. Recopilar opiniones con la experiencia de otros pacientes.
  6. Ofrecer múltiples opciones de pago y conexión con las más populares a nivel global.
  7. Contener información completa de la empresa, ubicación, número de contacto, correos y todos los datos necesarios para ubicación rápida y oportuna.
  8. Sellos y protocolos de seguridad que emplea para evitar fraudes y ofrecer garantías a los pacientes que compran en línea.

La comunicación que se comparta y difunda desde un e-commerce, tienda de salud y todas los formatos digitales asociados debe estar centrada en los pacientes. Es fundamental estar en contacto y mantener una relación de transparencia donde el trato con el paciente priorice:

  1. Captar su atención con información relevante y de valor.
  2. No ver a los pacientes como un número, entender que son seres humanos tratando de resolver sus necesidades médico-asistenciales.
  3. Priorizar los problemas de los pacientes ante que los propios.
  4. No abusar jamás de los datos suministrados por los pacientes.
  5. Pedir constantemente su opinión y tomarla en consideración para implementar cambios reales y perceptibles.
  6. Reconocer si se comete un error y tratar de enmendarlo en el menor tiempo posible.
  7. Proporcionar herramientas e información para el cuidado de la salud.
  8. Mostrar claridad en los precios y condiciones de contratación de servicios médicos (sin sorpresas).
  9. No forzar la relación y/o penalizar ante un cambio de opinión por parte del paciente.
  10. Hacer siempre lo correcto aunque no veamos beneficio.